logo eua

SINOPSIS:

Una historia real

Hace unos años en Valencia compré un bolso por un euro en una subasta informal nocturna. Cuando llegué a casa, al abrirlo, vi que en su interior había muchos papeles y, entre ellos, dos cartas sin enviar fechadas en 1946. En ellas, el autor anuncia su inminente suicidio como consecuencia de las secuelas de la guerra, la cárcel y la pérdida de sus seres queridos. Las cartas, escritas con un lenguaje exquisito están firmadas solo el nombre de pila y en ambas, dirigidas a dos amigos, se despide con la frase "recibe el último abrazo". El último abrazo es un documental observacional en el que registramos toda la investigación que nos lleva desde el hallazgo de las cartas hasta descubrir quién fue el autor y qué le llevó a querer suicidarse y por qué las cartas estaban juntas, en sus sobres, con sello y sin enviar. A través de la investigación vamos descubriendo la amarga realidad de toda una generación que vio truncada su vida radicalmente, que sufrió la guerra, el exilio y la desesperación en la convulsa Europa de mediados del siglo XX.

 

NOTAS DEL DIRECTOR:

¿Por qué este proyecto?

La década que va de 1936 a 1946 (fecha en la que están datadas las dos cartas) es un periodo sombrío y triste en la historia europea y especialmente en la española. Dos guerras se sucedieron, la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial apenas con unos meses de diferencia entre el final de una y el principio de otra. Miles de españoles se exiliaron tras la guerra en España y centenares de miles sufrieron una represión feroz.
El caso del autor de las cartas es un ejemplo de toda una generación de españoles, probablemente la mejor y más preparada que había habido hasta la fecha, que a causa de la guerra, acabó destrozada, aniquilada y olvidada.
Para nosotros es muy importante contar esta historia como ejemplo, homenaje y ejercicio memoria hacia toda aquella generación de españoles que el fascismo aniquiló. Es importante no olvidar y conocer cuáles son las consecuencias del abuso, la violencia y la sinrazón.

El contenido de las cartas

En las cartas, el autor, asegura que se suicida después de haber perdido la esperanza de volver a ser feliz y librarse de los fantasmas de la guerra, así que ve la muerte como liberación:

Es indiscutiblemente, la manera más rápida y más fácil de poner fin a mis sufrimientos y sacar la última consecuencia de mi falta de apego a la vida. 

En el texto se intuye que el autor ha sido puesto en libertad recientemente pero, a pesar de ello, no consigue superar sus desgracias.

No tengo ningunos deseos, menos el de morir, es decir, de dejar de sufrir. No tengo paciencia para esperar y ver si la acción del tiempo, por sí sola, atenúa mi malestar, porque tengo la convicción de que no será así. 

A pesar de los años de guerra, el autor afirma que él se ha mantenido al margen:

Muero con la conciencia tranquila, de no haber hecho mal a nadie. 

En las cartas, dirigidas a dos amigos con domicilio en Madrid, el autor explica cómo su mundo se ha derrumbado y cómo nada le aferra a la vida:

Ni la seguridad de que la situación de España va a sufrir pronto el cambio que yo tanto anhelaba, (...) nada de estas cosas me conmueven ya ni ilusionan. Nadie tiene la culpa de mi decisión y no debes hacerte el menor reproche. 

Por último, pide a sus amigos que escriban a una tercera persona, una chica, a la que él no se atreve a escribir para despedirse.

Como último favor, te suplico le escribas (...) dándole ánimos y aconsejándole que me olvide cuanto antes. La pobre chica va a sufrir mucho, pero no puedo ahorrárselo. 

En ambas cartas se despide dando "el último abrazo", y por eso elegimos esta frase como título del documental.